Abogados laborales: qué son y cómo te pueden ayudar

Los derechos de los trabajadores y las relaciones laborales están regulados en nuestro ordenamiento jurídico desde la propia Constitución. Su primer artículo afirma: España se constituye como un Estado social y democrático de Derecho”.

En el artículo 35 se reconoce en su punto 1 que “todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo”. Acto seguido, indica en su punto 2 que “la ley regulará un estatuto de los trabajadores”.

Es así como nuestra Constitución pide al legislador el desarrollo legislativo de los derechos de los trabajadores en forma de ley. Su nombre: Estatutos de los Trabajadores.

La figura de los abogados laborales

Las situaciones en la derecho laboral donde no es necesario un abogado son numerosas, motivo por el que el muchas ocasiones, vemos como los trabajadores acuden a reclamar sus derechos sin un especialista en la materia; y esta falta de conocimiento puede ocasionar una desprotección evidente.

Desde el primer momento que sufras un problema laboral, como puede ser un impago salarial o un despido improcedente, es recomendable que te pongas en manos de un abogado laboral. Un abogado experto en derecho laboral te permitirá no cometer errores a la hora de luchar por tus derechos. Los procedimientos judiciales laborales tienen unos requisitos formales y materiales que casi siempre se desconocen. Si cumples estos requisitos, pierdes tu derecho a reclamar.

Existen diferentes formas de otorgar representación a los abogados laborales:

  • Mediante un poder apud acta, que te permitirá ausentarte y que el abogado laboral te represente en todo momento. Hay que realizarlo ante un secretario judicial.
  • Otorgando un poder general para pleitos. Se otorga ante notario y te permite ausentarse del juicio.

Así pues tienes que saber que si acudes a la vista no otorgas representación a nadie y tú serás el responsable de tu defensa. El abogado solo defiende técnicamente al trabajador.

Funciones del abogado laboralista

El abogado laboral tiene como principal misión acompañar, asesorar y defender técnicamente a un trabajador en los litigios que pueda tener con su empresa.

Las funciones que realizan para cumplir dicho objetivo son las siguientes:

  • Asesoramiento en derecho laboral, tanto individual como colectivo.
  • Puede ayudarte en asuntos relacionados con la Seguridad Social: incapacidades, jubilaciones, pensiones…
  • Representarte en procedimientos judiciales en materia laboral.
  • Asesorarte en todo lo relativo a los contratos de trabajo.
  • Expedientes de Regulación de Empleo (ERES).
  • Negociación de convenios colectivos.
  • Despidos y sanciones.
  • Casos de acoso laboral y mobbing.
  • Accidentes de trabajo.
  • Reclamación de cantidades. Una de las reclamaciones más habituales de los trabajadores a las empresas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*